Reseña: La Fiscala de María del Carmen Prada Alonso

13:24:00 Vanesa Sanmartín 0 Comments


La Obra
Adelina es una mujer cuya vida recorrió todo el siglo XX, educada en las costumbres de la burguesía de la época, absolutamente fiel a la religión católica y sus mandatos políticos y morales, y dedicada a la feroz lucha de dejar un futuro asegurado a sus hijos, representado por la omnipresente Casa Grande.
Sus fuertes convicciones dirigirán, sin excusa alguna, cada uno de sus actos, en la firme creencia de que es lo que debe hacer. La traición de parte de sus hijos la llevará a la más absoluta incomprensión de un porqué al que no encontrará ninguna respuesta lógica.
La intensidad es su característica principal. Sufre intensamente, ama intensamente y disfruta intensamente.
Impera en ella el miedo a las nuevas situaciones sociales y políticas, en una época en la que se producen cambios tan importantes, y en la que mantiene una lucha de supervivencia social y moral. La inculcada resignación cristiana la llevará a mantener sobre las desgracias, una sonrisa que la obliga a renacer siempre, por encima del dolor y de las adversidades. Una mujer extraordinariamente fuerte a la que solo pudo destruir el talón de Aquiles del amor a sus hijos.
Se entremezcla en su historia el legado de la búsqueda de una generación paralela en tierras de Cuba, cuyo origen se remonta a su guerra de independencia.
Novela fundamentalmente psicológica, en la que a cada uno de los personajes se le describe con minucioso detalle, empleando en el lenguaje tanto la ternura como la crueldad sin miramientos, que a veces recurre a la palabra soez en boca de los mismos.
La envidia, el amor, la avaricia, la generosidad, la ira, el perdón, la maldad, se entremezclan en una lucha sin cuartel, en la que nadie conseguirá la victoria.


La Autora


Nacida en Zamora, se traslada a Salamanca a los dieciocho años, para realizar los estudios de Turismo , fijando allí su residencia  definitiva. Casada, cuatro hijos,hasta hace pocos años ha trabajado dirigiendo una agencia de viaje.
Su obra se compone de poemas, relatos, cuentos didácticos,  cuentos de Navidad, artículos periodísticos  y novela.                                                 
Pertenece a la A.C. PentaDrama, es tertuliana de Papeles del Martes de San Esteban y colabora en numerosos recitales de poesía . Este año ha participado con poemas propios en el XVIII Congreso de Poesía Iberoamericana en Salamanca. Colaboradora semanal en la sección Opinión en el periódico salamancartvaldia.es.

*************************************
A tra vés de las 241 páginas que conforman "La Fiscala", somos testigos de la vida de Adelina desde su nacimiento hasta el de su funeral. 

Ochenta y ocho años, que abarca prácticamente todo el siglo XX, en los que se mezclan cuatro generaciones de la misma familia y en los que será testigo directo de todos los cambios que se produjeron durante el mismo, como la guerra, la dictadura y la democracia.

Los primeros capítulos son muy cortos y dinámicos en los que se cuentan episodios puntuales y significativos para la historia. En ellos vemos como  Adelina llega al mundo en el año 1910, el mismo día que su madre lo abandona, lo que conlleva a que sea criada por sus abuelos paternos, a los que siempre se encontrará muy unida y por los que sentirá devoción, igual que ellos por ella. En esta primera parte la veremos ir formándose como una mujer de la época fiel a la religión católica y a sus ideales (yo es diría que es el típico perfil de la mujer nacida a principios de siglo XX). También le será encomendada la búsqueda de la otra generación en Cuba,  sentirá por primera vez la pérdida de un ser querido y abandonará su pueblo natal para formarse como enfermera, y, más tarde, para ejercer esta profesión en la guerra.


“Posó sus pies en aquella tierra que la vio crecer y a la que durante aquel tiempo se había visto forzada a dejar. Era el retorno a un pasado lleno de esperanzas que hoy volvía a su pecho con más fuerza que nunca. Su tierra, tierra que vio el correr de su infancia y de su juventud. Cada palmo de terreno que iba pisando le hablaba de las mil historias vividas allí”

En los capítulos intermedios, conoceremos su juventud y su madurez. Se convertirá en la esposa del fiscal (de ahí el título. "La Fiscala") y también saboreará las alegrias y las tristezas de la maternidad. Trabajará de forma incansable y habrá de realizar varios sacrificios para sacar adelante a sus hijos y darles lo mejor. Seguirá sufriendo duras pérdidas personales y se convertirá en el centro y mayor pilar de su familia. Y por supuesto, no olvidará la promesa que hizo sobre Cuba.

“El centro de las reuniones siempre era la casa de Adelina y ella se encargaba de que todos salieran bien contentos de allí para que siempre desearan volver. Así que teniendo en cuenta que uno de los mayores reclamos era el buen comer, no escatimaba tiempo ni trabajo para llenar la mesa de estupendas viandas, tan añoradas, por otra parte, por todos sus hermanos”

Los últimos capítulos, también los últimos años de la vida de Adelina, son un poco más extensos, además de más intensos y emotivos. Alcanzará mayor estatus económico y sufrirá más pérdidas personales. Aunque el golpe más duro que recibirá será la traición por parte de tres de sus siete hijos, algo que irá apagando poco a poco su ilusión, alegría y vitalidad, que ni siquiera recuperará la resolución de la búsqueda en tierras cubanas por parte de dos de sus nietos.

“¡Pobre Adelina!. Sentada en el sillón, mirando fijamente a ningún sitio, con sus uñas rojas brillando en sus manos cruzadas. Apenas podía aflorar en ella la sombra de su espíritu salvaje y sereno, poderoso y sencillo”


En resumen, como os comenté anteriormente, es un libro muy emotivo sobre todo en sus últimos capítulos. En el que vemos como se va forjando la personalidad de Adelina. Reiremos con ella, pero también sufriremos con ella, siempre muy intensamente.
En él encontramos plasmadas gran cantidad de personalidades, con valores morales totalmente diferentes, desde almas más puras, almas más negras o almas puras con alguna que otra neblina en su interior. Unos con un enfermizo amor por lo material, otros con devoción por lo emocional. La autora ahonda especialmente en las personalidades de Adelina y de sus familiares más allegados.
Es una obra que sin duda nos hará reflexionar sobre todos los valores morales del ser humano, además de hacerlo sobre la familia, la evolución de la sociedad durante el pasado siglo o la importancia de las apariencias.

0 comentarios: