Un café con... Danae Cancelas

9:45:00 Vanesa Sanmartín 0 Comments


Nos tomamos un café virtual con Danae Cancelas, autora de la novela "Aquel paseo en bicicleta"

Serías capaz de definirte en una palabra?
Perseverante

Tu mayor defecto y tu mayor virtud son....
Creo que tanto para bien como para mal siempre pienso en mí misma en primer lugar.

Esta sección se titula “Un Café Con....”A ti, ¿Con qué literato del pasado te gustaría tomarte un café?
¿Del pasado? Si me permites elegir a uno del presente sería Albert Espinosa.

¿Cuál es ese libro que crees que todo el mundo debería leer?
“Aquel paseo en bicicleta”, de una servidora [risas]. Si tuviera que elegir un segundo sería “Los pilares de la Tierra”, de Ken Follett.

Casi todo el mundo tiene una profesión frustrada, ¿cuál es la tuya?
Por suerte me dedico a lo que me encanta, aunque durante muchos años ser novelista fue mi profesión frustrada.

¿A qué edad comenzaste a escribir?
A los quince años.

¿Fue en ese momento en el que descubriste que querías ser escritora?
Un poquito antes, cuando un profesor de literatura obligó a todos los cursos a leer “Algún día, cuando pueda llevarte a Varsovia” de Lorenzo Silva. Me emocioné tanto que quise poder hacer lo mismo.

¿Recuerdas de qué trataba la primera historia que escribiste?
¡Claro! De dos amantes que querían estar juntos, pero por diversos giros del destino no lo lograron. Me encantaba leerla una y otra vez.

¿Cuánto tiempo dedicas a escribir al día?
Pues no tengo una media. Hay días que no le dedico mucho tiempo a escribir y grabo audios con ideas, acontecimientos y dialógos. Otros puedo estar horas y horas seguidas sin prestarle atención al reloj.


Para escribir, ¿papel u ordenador?
Todo. Papel, ordenador, audios e incluso dibujos.

¿Tienes página web o blog en el que publiques alguno de tus escritos o la evolución de tus proyectos?
Aún no, pero está en marcha. Tendrá varias secciones, como curiosidades, localizaciones, escenas, personajes y el book tráiler (ya disponible en Youtube https://www.youtube.com/watch?v=xqXandODmUY) de “Aquel paseo en bicicleta”. También incluiré una sección dedicada a mis otras novelas, a libros que me han inspirado y a recomendaciones, entre otras.

Hablemos de tu libro “Aquel paseo en bicicleta”, ¿Qué te inspiró para crear la historia?
La propia vida. Casi toda la novela son hechos y situaciones que me han ocurrido y con las que he tenido que lidiar para finalmente aprender de ellas.

¿Qué pretendes transmitir con él?
Que la vida es maravillosa. Me gustaría que las personas que lo leyeran observaran el mundo desde el punto de vista de un niño, fascinándose con las pequeñas cosas, sin importar qué opine la sociedad. Me gustaría que las personas se enamorasen de la vida.

La historia la vamos percibiendo a través de los ojos de cinco narradores diferentes, ¿por qué has escogido todos estos narradores y no uno sólo?
Porque creo que es muy importante tener diferentes puntos de vista. Mucha gente solo ve su situación, incapaz de mirar más allá. Aunque Ana nos parezca algo pesada desde el punto de vista de Samuel, si nos ponemos en su  piel experimentamos el dolor de ser abandonado. Pasa lo mismo con Samuel: Puede parecer un crío, pero está dando sus primeros pasos en un mundo de adultos en el que nos enseñan que hay que amar al que está a tu lado sin buscar la verdadera felicidad. E Iris, aunque a veces parezca algo alocada, que hace cosas sin sentido, podemos ver que ha sufrido desde su infancia y ha aprendido a disfrutar de la vida.

Si hay un personaje del que me he enamorado en esa historia es Iris y su forma de ver el mundo. Tanto ella como el resto de los personajes tienen personalidades muy definidas y muy diferentes, en algunos casos estereotípicas. ¿Has elegido expresamente estas personalidades para que a través de ellos el lector vea cuál de ellas debería ser la mejor forma de ver la vida?
No, en absoluto. Ana, Samuel e Iris están inspirados en mí misma. Fui Ana durante más de un año, Samuel unos cuantos más e Iris, en el momento de escribir el libro, era mi ideal y he de decir con orgullo que cada vez me parezco más a ella.

¿Recuerdas más o menos cuánto tiempo has invertido para terminar “Aquel paseo en bicicleta”?
En total unos cuatro meses.

¿Tocaste muchas puertas antes de conseguir publicarla?
La verdad es que solo una.

 A veces el título es una odisea más grande que la escritura de la novela, ¿a ti te costó mucho encontrarlo? ¿Y elegir la portada?
Lo primero que elegí de esta obra fue el título, la verdad. Después todo salió solo. La portada la eligió perfectamente Alberto Vicente, ilustador de desván editorial.

¿Eres de esos escritores que basa sus personajes en gente de su entorno o en sí mismo?
Sí.

¿Existe ya un nuevo proyecto navegando por tu cabeza?
Navegando por mi cabeza hay varios, uno de ellos en proceso.

Por último, ¿qué dirías a los lectores para que se animasen a leer “Aquel paseo en bicicleta”?Esta es la opinión de una mujer que expresa muy bien lo que “Aquel paseo en bicicleta” guarda en sus páginas: Una novela amena, con una narrativa fina y delicada que expresa el amor en todas sus formas... Porque al fin y al cabo es el amor lo que nos mueve en este mundo. Me ha gustado mucho y algunas frases que acompañan cada capítulo, haciendo reflexionar sobre el modo de tomarnos la vida, ayudan a seguir adelante con la lectura. La única pega: se me ha hecho corto.

Muchas gracias a Danae y mucha suerte con "Aquel paseo en bicicleta"

0 comentarios:

Reseña: Cien versos de luna para ella de Alberto Blanco Rubio

9:29:00 Vanesa Sanmartín 0 Comments


La Obra

Dentro de este libro se encuentra un recopilatorio de palabras surgidas del corazón para todos aquellos que creen en el amor y para los que aún no han encontrado la esencia de los besos que todavía duermen en el tiempo esperando a ser capturados.
¿Estás dispuesto a cerrar los ojos y a dejarte llevar por los sentimientos?

El Autor

Nacido en Salamanca en marzo de 1987, es en dicha ciudad donde actualmente vive. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Pontificia de Salamanca en 2010, trabaja como dependiente de la librería Cátedra Universitaria y es el editor y responsable de Desván Editorial.         Comenzó a escribir a la temprana edad de catorce años, publicando su primer libro, “Sueños de papel de un estudiante”, en el mes de Enero de 2011. Tan sólo dos años después, en marzo de 2013, vería la luz su primera novela, “Viaje a la locura bajo la sombra de un loco”, un thriller psicológico con ciertas nociones de ciencia ficción que ahonda en los pensamientos de un divergente mental.  Un año después, en Mayo de 2014, salió publicada la segunda edición de la obra, después de que se vendiesen más de 200 ejemplares en apenas doce meses.                                    
Fue el impulsor y coordinador de la obra “La voz del trovador de los sueños”, un libro de relatos cortos que surgió a partir de un concurso literario organizado en la red social facebook y en el que participaron autores de diferentes puntos de España y de distintos países de Latinoamérica, entre ellos, México, República Dominicana, Argentina, Guatemala y Chile. La obra fue publicada en Mayo de 2013 y los fondos obtenidos con su venta se destinaron a la Federación de Padres de Niños con Cáncer.  En fechas recientes, ha participado con el relato “Se llama Libertad”en el libro del quinto encuentro por Ciudad Juárez, un evento organizado por la Asociación Cultural Pentadrama y que cada año reúne a decenas de poetas y escritores de Salamanca para apoyar la defensa de las víctimas de esta ciudad mexicana.                                                                                                                     “Cien versos de luna para ella” es, quizás, su obra más íntima y personal, y entre cuyas páginas deja entrever los sentimientos experimentados al amar a una mujer. No se considera un poeta, pero aún así refleja en sus palabras, con una notoria claridad, destellos de pasión, el miedo a la soledad, ilusión y el valor de la entrega por otra persona. Por su parte, una fracción de los fondos obtenidos con la venta de esta obra están destinados a la Asociación del Autismo de Salamanca. Una buena causa que hace, aún más especial, este libro.

*************************
Este libro consta de dos partes diferenciadas. La primera es la que da título al libro "Cien versos de luna para ella". Por el título puede parecernos que es de poesía, pero en realidad se trata de prosa poética. Aquí nos encontramos con unas letras llenas de sensibilidad en las que se reflejan los sentimientos del autor a una mujer de la que nunca nos desvela el nombre. Entre estos Cien Versos se entremezclan el amor incondicional, la añoranza de la amada, la soledad, el amor en la distancia y los momentos vividos con Ella.

"Tarde de otoño, noche de invierno y mañana de primavera. Tus ojos, tu mirada, tus labios y tu corazón entretejiendo el sendero de la felicidad en el devenir del tiempo, en la belleza de un amor puro y soñado"

La segunda parte se titula "Memorias de un editor en facebook", y en ellas se plasman el arte de la escritura, las reflexiones sobre la vida o las sensaciones producidas en el autor por algunos libros que ha leído.

"Aquel libro había conseguido desnudar mis emociones y que mi voz se perdiese para siempre entre dichas páginas de papel"

Es de destacar, que 2 € de lo que cuesta este libro están destinados a la Asociación de Autismo de Salamanca.

0 comentarios:

Novedad: Las culpas del amor de Gema Lutgarda

9:54:00 Vanesa Sanmartín 0 Comments





La Obra



Vivir atrapados por las culpas, aquellas que sin embargo, achacamos al amor o al cariño. ¿Cuántas veces he escuchado la misma excusa?...  Eres mía y de nadie más porque te quiero; tengo el poder sobre tu cuerpo y tu mente porque te amo; te di aquella paliza porque este amor me está volviendo loco; la maté porque la quise.
Horrores tras horrores cobijados, excusados… que mancillan y empañan la pureza de tan hermoso sentimiento.
Esta novela es un silencio de respeto, y a la vez un grito catártico contra tantas injusticias.
Harry Newman, aquel chico torturado por su pasado, aquel chico que amó a otro chico, supo leer donde nadie leyó: en aquellos ojos verdes atenazados por el miedo. Quizá porque su pasado estaba tan latente en cada objeto, en cada vida, en cada instante… que los ojos de Sara lo atraparon en ese mismo calvario sufrido desde su infancia. Un calvario que quería olvidar, que necesitaba expiar. Por ello, luchó por ella y también por él; por ello acabó amándola, porque el verdadero amor no entiende de sexos, ni de culpas.
Sin embargo, las culpas los persiguieron, aquella guerra no sería fácil de derrotar; el odio disfrazado de hipocresía los golpeó sin miramientos; pero ellos gritaron, pelearon, ¡proclamaron! Tendieron su mano hacia ti… Sí… tú, ese lector, ese otro aliento que vive, que sostiene este libro… ¡Ayúdalos en su grito! ¡Ama, vive!...  Y ahora cierra tu mano, porque sé que está prendida y unida a esa misma búsqueda. Porque sé que, al fin, atado al amor, tú también eres libre… ¡Sois libres para amar!

La Autora


Gema Lutgarda es una escritora malagueña de género diverso y contemporáneo. Su pasión por la literatura llegó desde muy temprana edad; pero, no fue hasta el año 2011 cuando los avatares de la vida la empujaron a sentir que aquello que escribía era algo más que un sueño irrealizable atrapado en papeles sueltos, (que apenas daba importancia), o archivos de ordenador condenados al silencio de su timidez; y adherida a ese anhelo de niñez de hacer volar sus sentimientos, comenzó a dar forma a su primera obra, a su primera realidad. Hoy, cuenta con publicaciones de corte tan diferente como: el bestseller (2015) de drama romántico: “Las culpas del amor”, la antología poética y de relato corto: “Madre Luna… Prosa, versos y sentimientos” y, la antología de relatos paranormales “Algunas Gotas de Sangre y un Par de Tacones”, obra donde tiene el honor de compartir autoría y letras, con la gran escritora de realismo fantástico, Andrea V. Luna. Todas ellas disponibles en Amazon Kindle y Createspace. También vio cumplido el mágico sueño de pertenecer al equipo del programa de radio cultural “Café entre Libros”, emitido todos los viernes por La Universal Radio, junto a la conducción y dirección de la periodista Silvina Zanetta y la producción de la escritora Andrea V. Luna.
Su única espera… seguir siendo cautivada por la tinta, por la imaginación de nuevos mundos… hasta llegar a tu corazón.


0 comentarios:

Un café con... Carlos Gran

9:39:00 Vanesa Sanmartín 2 Comments


Hoy nos tomamos un café virtual con uno de los autores de Nibiru: Carlos Gran.

¿Serías capaz de definirte en una palabra?
 Versátil

Tu mayor defecto y tu mayor virtud son....
Mi mayor defecto… Uhm podría decir que soy muy perfeccionista. Nunca lo veo bien del todo. Estaría cambiando cosas cada dos por tres y no terminaría nunca. Soy cabezota y casi siempre me gusta salirme con la mía. Una virtud, me considero una persona con las ideas claras, la mente amueblada y muy responsable para con mis actos y decisiones. Soy una persona muy inquieta, siempre tengo que estar haciendo algo, si no tengo la sensación de que estoy perdiendo el tiempo. Es más, continuamente siento la necesidad de hacer cosas que perduren a través del tiempo y permanezcan en el recuerdo. Como por ejemplo escribir libros. Tengo mucha facilidad para dar rienda suelta a mi imaginación y eso a veces puede ser muy peligroso. La carpeta de proyectos algún día podría llegar a reventar.

Esta sección se titula “Un Café Con....”A ti, ¿Con qué literato del pasado te gustaría tomarte un café?
Con J.R.R.Tolkien. Escritor, poeta, filólogo, lingüista y profesor universitario británico, conocido principalmente por ser el autor de las novelas clásicas de fantasía heroica de El hobbit y El Señor de los Anillos. Él fue el percusor de que emprendiera el hábito de leer fantasía y el gran inspirador que me llevó a escribir, años después mi primera novela. Me hubiera gustado poder conversar con él, tomar un café y preguntarle tantísimas cosas…

¿Cuál es ese libro que crees que todo el mundo debería leer?
Sin duda el libro de La Buena Suerte, de Álex Rovira y Fernando Trías de Bes. Es un éxito mundial de ventas, una fábula traducida a más de cuarenta idiomas y creo que va por la 18ª edición. A mí me sirvió de inspiración y me abrió los ojos.  Trata sobre el tema de la suerte, y cómo parece sonreír a unos pocos y pasa de largo para la mayoría. Esto siempre ha obsesionado a generaciones enteras de personas. Y es que hay dos tipos de suerte, la de los juegos de azar, efímera y totalmente impredecible, y la Buena Suerte, con mayúsculas, aquella que aparece cuando se crean las circunstancias apropiadas para que ocurran cosas positivas.

Casi todo el mundo tiene una profesión frustrada, ¿cuál es la tuya?
Siempre me gustó el mundo del espectáculo, los teatros, los escenarios, pero soy muy vergonzoso. Por eso siempre me imaginé entre bambalinas, dirigiendo o escenificado luz y sonido, viajando, representando obras, conciertos, viendo mundo, viajando. Es una de las profesiones que me hubiera gustado estudiar y llevar a cabo, pero mi vida y rumbo tomó otro camino y ahora con la situación actual es casi imposible de llevar a cabo. Como bien dices, ha acabado siendo una profesión frustrada. El resto de profesiones, como maquetista, pintor, Dj, escritor, lector, las llevo a cabo como hobbies en mis ratos libres, dedicándoles menos tiempo del que desearía, pero no dejándolos de lado, al menos no del todo.

¿A qué edad comenzaste a escribir?
Comencé a escribir hará unos 8 años, concretamente en Abril de 2008. Había escrito antes alguna historia corta, o los típicos diarios de adolescente, pero la primera vez que me embarque de lleno en una novela fue a los 24 años de edad. Al principio solo me apetecía probar, no sabía qué tal se me daría, pero pronto vi nacer un prólogo de poco más de 5 páginas, después un capitulo de 10, y así sucesivamente. Mi  mente era un torbellino de ideas que no dejaba de crear noche y día, y no puede más que aprovechar el don que me había sido otorgado. Desde ese día otra pasión se uniría a mí  vida, esta vez como creador de mundos y mediador de historias.

¿Fue en ese momento en el que descubriste que querías ser escritor?
Realmente no me considero 100% escritor ya que no vivo de ello. Mis ingresos por las novelas son mínimos y ridículos. Escribo como hobby y necesito trabajar como Técnico de Sistemas de Control y Regulación Automáticos (como veis, oficio muy dispar) a diario para poder mantener a mi familia. Claro que me gustaría, y ojalá algún día pudiera cumplirse otro de mis sueños, pero por el momento soñar es gratis. Fue a raíz de que varias personas leyeran mis escritos y me dieran su opinión cuando me dije que valía la pena intentarlo y probar suerte. Fue el empujoncito que me hacía falta para lanzarme al ruedo y mostrar al mundo esa parte todavía desconocida de mí.

¿Recuerdas de qué trataba la primera historia que escribiste?
Sí, claro. De hecho algunos personajes y nombres de esa historia mutaron y se convirtieron en personajes principales de mi primera novela, Averyn. Era una novela histórica de San Jorge y Al-Azraq, el de los ojos azules, caudillo musulmán que regentó mis tierras allá por el año 736, en tiempos de Jaime I, el Conquistador. Aquellos escritos quedaron guardados en un cajón. Quizás algún día los retome, ¿quién sabe?

¿Cuánto tiempo dedicas a escribir al día?
Al principio más, ahora desde que soy padre es mucho más difícil compaginar y sacar tiempo para escribir. Procuro hacerlo cuando duerme las siestas o me levanto temprano (quitándome horas de sueño) antes de que se despierte para aprovechar esos minutos de tranquilidad y soledad que necesita cualquier escritor. Muchos no entienden esa necesidad. No es fácil convivir con un escritor o alguien que opta a serlo. También me gustaría dedicarle más tiempo, pero el día tiene solo 24h y hay que priorizar. La familia, la casa y los amigos también necesitan de ti.

Para escribir, ¿papel u ordenador?
Las dos cosas. Suelo escribir directamente a ordenador, pero muchas veces escribo en libretas, cojo apuntes, mucha  información en papel y luego lo voy trasladando al documento. Siempre tengo una libreta delante del PC, en la que anoto listados, links de páginas interesantes, ideas o apuntes que quizá no vaya a utilizar en el momento pero que me pueden servir para más adelante en cualquier otra historia. Me gusta estructurar el trabajo antes de empezar y tenerlo todo claro desde el inicio hasta el final. Saber  lo que se quiere contar es primordial para mí, no me gusta ir en plan veleta, aunque reconozco que muchas veces me dejo llevar y me salgo del canino correcto o estipulado.

¿Tienes página web o blog en el que publiques alguno de tus escritos o la evolución de tus proyectos?
Sí, mi página web es www.carlosgran.com En ella se puede encontrar una pequeña biografía, así como los libros, novelas o antologías en las que participo y donde poder adquirirlos. También cuenta con un espacio multimedia donde se pueden ver fotos de las presentaciones o los booktrailers de las publicaciones, entrevistas de radio, contacto con el autor, etc.
Asimismo tengo un Blog, Los Tres Reinos, donde empecé a publicar los primeros capítulos de Averyn, antes de que decidiera publicarlo con la editorial Mablaz. Después cayó un poco en desuso y solo lo utilizo de vez en cuando para publicar alguna noticia importante.
En Facebook también están las paginas principales de los libros si buscamos por su nombre, incluso dispongo de una página Lo mes Gran, donde expongo mis últimos trabajos culturales, ya sean manualidades, pinturas o relatos.

Hablemos de tu libro “Nibiru”, que has escrito junto a Manuel Tristante, ¿Qué te inspiró para crear la historia?
Fue casi instantáneo. Yo tenía una idea y poco tiempo para desarrollarla y Manu una suculenta oferta de hacer algo juntos. El proyecto casi surgió de la nada en pocos días. La experiencia ha sido brutal y ya es casi seguro que repetiremos.
La idea de escribir una historia sobre los Anunnakis y los Sumerios fue principalmente mía, aunque quien verdaderamente prestó la información de quienes eran estos seres tan peculiares fue Antonio Izquierdo, un amigo que estudió conmigo hace unos años. Gracias a él empezamos a indagar en el tema y vimos que había una gran posibilidad de llevar esta idea a lo más alto y transformarla en novela. Que decir que verla en la gran pantalla ya sería como un sueño. Existen muchos documentales y mucha información disuelta por internet, pero nunca nadie ha tenido la decencia de recopilar todo eso, crear unos personajes e introducir toda esa información en forma de historia. Sin duda el resultado ha sido mejor de lo esperado y creemos que gustara a un gran sector del público. No deja de ser una historia de ciencia ficción, aunque muchas cosas de las que se exponen, en cierto modo, dan qué pensar.

¿Qué pretendes transmitir con él?
El mensaje que queremos trasladar con Nibiru es que no estamos solos ahí afuera. Que hay muchos indicios, contados de diferentes maneras (ya sea en forma de religiones, ecos del pasado o investigaciones arqueológicas y científicas) de que la vida en la Tierra pudo venir del exterior. La versión que se cuenta en Nibiru es solo una de ellas, aunque seguro que existen muchas más. El ser humano, desde tiempos inmemoriales, siempre se ha realizado la misma pregunta: ¿habrá vida ahí afuera? Nadie puede afirmarlo aunque existen pruebas de que así pueda ser. Es un misterio. Por eso el eslogan de nuestro libro es: La vida es un misterio, no una pregunta.

En la obra se mezclan pasado, presente y futuro, ¿habéis necesitado documentaros mucho en lo referente al pasado?
Sí, hemos visto muchos documentales, horas y horas; y muchos enlaces de blogs y noticias. También hemos leído libros relacionados. Para escribir también se necesita leer mucho, es como mejor se aprende y se sacan ideas, es una manera de estimular la mente. Sin los investigadores Zecharia Sitchin y David Parcerisa, Nibiru no sería una realidad, les debemos mucho a ellos y sus estudios. La historia de la Civilización Sumeria, el Nuevo Orden y los Anunnaki sin duda darán mucho qué hablar.

Hasta el momento, todos tus libros publicados son de género fantástico, ¿qué te animó a tocar también la temática de ciencia ficción?
A pesar de moverme más en el género fantástico, siempre tuve en mente escribir alguna historia de ciencia ficción. Nibiru me daba esa oportunidad. Para Manu  también era todo nuevo y en caso de dudas o imprecisiones siempre podíamos ayudarnos el uno al otro.  En mi caso siempre me ha fascinado todo lo que tenga que ver con el mundo exterior, los avances científicos y todo lo relacionado con los planetas y la vida extraterrestre. Solo era cuestión de tiempo y estar en el momento exacto  y sitio adecuado para que todos los componentes de esta fórmula se juntaran y dieran como resultado esta nueva obra.

¿Y en cuál de estos dos géneros te sientes más cómodo? ¿Fue difícil dar el salto de uno a otro?
He decir que pensaba que cambiar de género me resultaría complicado, pero la verdad es que ha sido todo lo contrario. Es un género más amplio y actual. La fantasía es más complicada, tienes que controlar tiempos, épocas, y es más ceñido; es un estilo más marcado. Con Nibiru todo ha sido más sencillo, a la hora de escribir cuantas con más recursos. No descarto probar con otros géneros, a ver qué tal se me dan.  Después de esto… ¿quién dijo miedo?

¿Recuerdas más o menos cuánto tiempo habéis invertido para terminar “Nibiru”?
Recuerdo hablar de ello con Manu en Febrero y ponernos casi al instante manos a la obra. En Mayo ya teníamos la  novela terminada. Después de mandarla a mi lectora 0 de confianza, Bea Magaña, vimos que tenía algunos flecos sueltos y partes que mejorar, por lo que la segunda revisión nos llevó hasta finales de Julio. Ha sido una de las novelas que más rápida he escrito. También hay que decir que el repartir las tareas es de gran ayuda y el tener los conceptos claros hace que todo fluya como agua de mayo. No es lo mismo una mente y dos manos que dos mentes y cuatro manos. En total poco más de 6 o 7 meses. Con Averyn necesité casi 5 años, aunque la aparqué en varias ocasiones. Han sido experiencias muy diferentes.
           
¿Tocaste muchas puertas antes de conseguir publicarla?
Estuvimos barajando muchas posibilidades, desde grandes a medianas editoriales, incluso antes de que la obra estuviera completamente terminada. Ya sabemos lo difícil que es encontrar editorial hoy en día. Sí cualquiera pude publicar o autopublicar, pero Manu y yo ya tenemos un poco de experiencia en estos temas, y decidimos ir con los pies en el suelo y la razón por delante. Si no era algo que realmente valiese la pena no íbamos a arriesgar. Tuvimos finalmente ofertas de tres de ellas, pero nos decantamos por Editorial Leibros. No es una editorial muy conocida, pero está haciendo sus pinitos y un buen trabajo con los contactos y la distribución. La verdad que nos ofreció un contrato muy bien valorado y apostó muy fuerte por nosotros. Por todos estos detalles finalmente la balanza se decantó de su lado. Hemos trabajado duro para que todo salga a la perfección y el resultado salta a la vista.

 A veces el título es una odisea más grande que la escritura de la novela, ¿os costó mucho encontrarlo? ¿Y elegir la portada?
Nosotros lo teníamos claro desde el principio. Toda la historia gira en torno a ese planeta. Así que el titulo no podía ser otro. Tanto yo como Manu somos de los que no escribimos un capitulo sin antes no ponerle un título al mismo. Pero en esta ocasión los títulos de los capítulos los pusimos al final. De hecho no iban a llevar título, pero al final, tuvimos que hacerlo para no liarnos, pues casi nos fuimos a la friolera cifra de 40.
Sin duda la idea de la portada nació de Manu. Él es ilustrador aparte de escritor y se encargó del tema de los bocetos, la ilustración, la maquetación del libro y el montaje de la portada. Qué decir que el resultado ha sido espectacular. Hemos conformado un gran grupo humano del cual no podemos más que sentirnos orgullosos.

¿Eres de esos escritores que basa sus personajes en gente de su entorno o en sí mismo?
A veces sí y a veces no. Con Averyn no lo hice, aunque sí que introduje paisajes o situaciones que había visitado  o conocía. Siempre es más fácil describir algo conocido que inventado. En esta ocasión, con Nibiru,  los nombres si han tenido algo que ver, pues los protagonistas, Álex y Mara, son los nombres de nuestras actuales parejas en la vida real. ¿Qué parte de realidad o ficción tienen en la vida actual? ¿Se les parecen, tienen caracteres parecidos o hemos aprovechado algunos aspectos de sus vidas? Eso lo guardamos para nosotros. Aunque algunas cosas sí, para qué  mentir. A decir verdad, nos gustan todos los personajes que hemos creado. Manu se ha encargado de crear y llevar los personajes de Gregorio, Rana, Álex, Hugo, María y la parte de la arqueología. Yo me he centrado con Mara, Fer, la astronomía, la historia de Nibiru con Enki, Enlil y el Nuevo Orden. Finalmente hemos acabando trabajando con todos ellos a la vez y los hemos hecho propios. Quizá Manu se haya sentido más  identificado con Álex por haberse graduado hace poco. Aunque se intente evitar siempre que se escribe una novela, un pedacito de nosotros se va o se queda con ella.

¿Existe ya un nuevo proyecto navegando por tu cabeza?
Sí, en Diciembre publico la tercera parte de Los Cuentos de Medley, Desolación en las Marcas  y Manu y yo volveremos a trabajar juntos, pues ya estamos confeccionando lo que será la trama de  la segunda parte de Nibiru. En un principio iba a ser una novela corta, sin embargo, como hemos comentado antes, la historia empezó a crecer y le metimos más corazón a la trama. Si quisiéramos contar toda la historia completa en un mismo libro quedaría demasiado extenso, por lo que tomamos la decisión de hacer un segundo volumen. Todavía no tenemos claro como lo vamos a hacer, pero de los que sí estamos seguros es de cómo se llamará y de que no habrá tercera parte. La historia en sí de Nibiru tiene un principio y un final. El desenlace es abierto por lo que se abren  nuevos frentes en otro continente hermano donde la aventura proseguirá y es ahí donde hemos decidido partirla. Achiotal revelará todo lo que no hemos podido contar en Nibiru y cerrará, en medio de las ruinas Maya, el ciclo del misterio de la Vida.

Por último, ¿qué dirías a los lectores para que se animasen a leer “Nibiru”?
Pues les diría que Nibiru es una historia diferente, de aventuras y de mucho misterio. En ella se narra el origen de la vida desde un punto distinto, uno desde el que quizá no estemos acostumbrados. Es un libro para todos los públicos, en el que hay una bonita historia de amor e incluso una conspiración al más alto nivel. Solo diré que no defraudará y dejará con ganas de más. Dará que hablar y pensar. No todo es lo que parece, ¿o sí?


Muchas gracias a Carlos por su tiempo y sus respuestas y mucha suerte con "Nibiru2.

2 comentarios:

Novedad: Bajo el arcoiris de Manuel G. Tristante

9:42:00 Vanesa Sanmartín 0 Comments


La Obra


Alejandro es un muchacho alegre, amante de la lectura y poeta. Criado en un pequeño pueblo en el que la mayoría de los chicos de su edad tienen otras aficiones y lo normal es tener novia antes de los dieciocho, siempre se ha sentido que no encajaba bien por ser distinto a los demás.
Su vida cambia radicalmente cuando abandona su pueblo para comenzar su primer año universitario en la ciudad.
A pesar del optimismo en su llegada, el destino no tardará en ponerle a prueba, no todo serán alegrías, y su vida se convertirá en un cúmulo de dudas, a las que solo podrá encontrar respuestas poniendo en duda todo aquello en lo que creía hasta ese momento.

BookTrailer





El Autor




Manuel Tristante es ilustrador y autor que cuenta con varias obras como La Esfera y El Dragón Negro, de La Saga Geptalon, publicadas con gran aceptación y con traducción a varios idiomas.
El sabor del dolor con tradución a cuatro idiomas; Bajo el arcoíris, obra de temática young adulto disponible en octubre de 2016; Nibiru, obra de ciencia fición y el noviembre llega Los Hijos del Diablo, obra de suspense y terror juvenil, primera parte de una trilogía.

0 comentarios:

Un café con... Kate Lynnon

9:50:00 Vanesa Sanmartín 0 Comments


Ya conocemos la novela "Deseos internos", ahora nos toca conocer un poco más a su autora Kate Lynnon.

¿Serías capaz de definirte en una palabra?
Fuego.
Creo que es la palabra que más me define. Este elemento lo asociamos siempre con emociones muy extremas, como puedan ser la rabia y la pasión, y yo soy la clase de persona que lo vive todo muy intensamente, aunque a menudo no lo muestre. Además, como diría cierto personaje de uno de los relatos que tengo en Internet, si sabes manejar bien el fuego, ilumina y da calor. En cambio, si te acercas demasiado y lo provocas, lo consumirá todo a su paso y puede hacerte mucho daño. Eso mismo se puede aplicar a mí.

Tu mayor defecto y tu mayor virtud son....
Mi mayor defecto probablemente sea que soy un poco mentalmente hiperactiva. Siempre estoy maquinando algo y dándole vueltas a las cosas, a veces es agotador. Por otro lado, creo que soy bastante valiente, y ese es el rasgo del que más orgullosa estoy. Puede que me dé pánico hacer algo, pero si de verdad me atrae la idea, me acabaré sobreponiendo al miedo.  

Esta sección se titula “Un Café Con....”A ti, ¿Con qué literato del pasado te gustaría tomarte un café?
Curiosamente, la mayoría de autores a los que admiro siguen vivos. Pero si me dieran la oportunidad de traer a un escritor de entre los muertos para tomarme un café con él, escogería a mi poeta favorito, Heinrich Heine. Además de tener un sentido del humor muy peculiar y compartir un cierto gusto por la belleza de lo siniestro, sería una buena oportunidad de practicar alemán. También murió recientemente Agustín Fernández Paz, autor de uno de los libros con los que más tensión he pasado en mi vida, y me encantaría poder preguntarle algunas dudas sobre el final de este.

¿Cuál es ese libro que crees que todo el mundo debería leer? ( A parte del tuyo, claro está)
He leído pocos libros de esos que ya han ascendido al nivel de clásicos, pero el que más me impactó de ellos, sin duda, fue Cien años de soledad.


Casi todo el mundo tiene una profesión frustrada, ¿cuál es la tuya?
Creo que en ese aspecto tengo mucha suerte. Aún no me atrevo a decir que la escritura sea mi profesión, ya que de momento sólo he llegado a publicar una novela y un poema. Acabo de empezar y todavía me queda mucho camino por recorrer en la literatura. Por otro lado, ahora mismo tengo la suerte de dedicarme a otra de mis grandes pasiones: la música. Me he pasado todo este verano de gira con la Orquesta Apolo, de la que soy cantante. Es algo que siempre había querido hacer. Quizás lo más parecido a una profesión frustrada que pueda mencionar sea que estudié Traducción e Interpretación y nunca me he dedicado a ello.

¿A qué edad comenzaste a escribir?
 Si le preguntas a mi madre, seguramente te dirá que empecé a inventarme historias desde que aprendí a hablar con nueve meses, pero lo que es plasmarlas en papel ya llegó más tarde. Aparte de los cuentos que nos pedían en el colegio, escribía muy a menudo por mi cuenta, aunque fueran unos pocos párrafos. Quizás cuando empezase a hacerlo más conscientemente fuera a los ocho años, cuando mis padres compraron nuestro primer ordenador.  

¿Fue en ese momento en el que descubriste que querías ser escritora?
Todavía era una niña, y a esas edades sueles cambiar de idea muchas veces: un día quieres ser piloto, al siguiente quieres ser actriz… Quizás cuando empezase a darme cuenta de que escribir era una de las cosas que más me gustaban en el mundo y de que sería maravilloso poder dedicarme a ello fuera a partir de los doce años.

¿Recuerdas de qué trataba la primera historia que escribiste?
Suelo decir que mis inicios en la escritura fueron con doce años porque con esa edad logré terminar la primera historia larga –unas cincuenta páginas en Word– que me propuse: Un verano por todo lo alto. Incluso la presenté a un concurso de literatura juvenil. En aquella época estaba bastante obsesionada con la mitología clásica y empezaba a ser algo crítica con las religiones actuales, cosa que se reflejaba en la trama. Los dioses modernos, por llamarlos de alguna manera, habían encerrado a los dioses griegos en el Hades para hacerse con el control del universo, y sólo una de ellos conseguía huir a la Tierra. Como necesitaba ayuda para poder rescatar a los demás, nos había elegido a mí y a unas cuantas amigas, y trataba de captar nuestra atención a través de fenómenos paranormales, como pesadillas, mensajes escritos en la pared como por arte de magia… Por supuesto, todas nos embarcábamos entusiasmadas en la aventura.

¿Cuánto tiempo dedicas a escribir al día?
Por desgracia, no tanto como debería ni desearía. Llevo un tiempo sin sentarme en serio a escribir algo, no tanto por falta de tiempo como por falta de inspiración y claridad mental. Supongo que cuando estás haciendo o pensando en muchas cosas a la vez, cuesta encontrar un momento en el que la mente descanse y puedas sacar algo bueno y creativo de ella.


Para escribir, ¿papel u ordenador?
Ambas. Me gusta tener todos mis escritos guardados en formato electrónico para no perderlos, pero también intento tener cuadernos a mano para poder escribir cuando no tengo acceso al ordenador o para los primeros borradores.

¿Tienes página web o blog en el que publiques alguno de tus escritos o la evolución de tus proyectos?
Tenía un blog, pero lo tuve que cerrar por problemas personales, aunque me planteo crear uno nuevo. De momento, suelo informar de las novedades a través de mi página de Facebook, y si quieres leer algo más de mí, también tengo algunas historias en páginas como Wattpad, Archive of Our Own o Fanfiction.net Suelo subir principalmente fanfiction, pero en Wattpad empecé a publicar un relato original tanto en español como en inglés, y planeo subir algunos más en el futuro.

Hablemos de tu libro “Deseos internos”, ¿Qué te inspiró para crear la historia?
Todo surgió a partir del personaje de Hanna Jansen. Inicialmente, era un personaje secundario de un roleplay (un tipo de historias muy populares en Internet que se escriben entre varias personas que interactúan como si fueran los personajes) entre una amiga y yo, pero acabé sintiéndome tan fascinada con ella que decidí contar su historia.

¿Qué pretendes transmitir con él?
Cuando empiezo a escribir simplemente pienso en contar una historia que me atrae y entusiasma. Soy de las que leen para disfrutar, y eso es lo que pretendo con mis escritos: entretener y hacer felices a mis lectores por un rato. Los demás propósitos suelen llegar después. En el caso de Deseos Internos, creo que las experiencias de Hanna no sólo pueden divertir a quien las lee, sino que también pueden hacer que otras mujeres que se encuentren en esa situación se sientan menos solas y entiendan que deben darse la libertad de explorar. También, de algún modo, quiero mostrar que las relaciones entre personas del mismo sexo no son tan distintas de las que se dan entre hombres y mujeres.


“Deseos internos” es el inicio de una saga, ¿nos puedes adelantar de cuántos volúmenes constará?
En principio, será una tetralogía, pero lo más probable es que cada volumen tenga un título diferente.

En este libro, las dos pretendientes de Hanna, Terhi y Kimberly, tienen personalidades totalmente opuestas. ¿Has jugado un poco con esta diferencia de personalidades para hacer más complicada la decisión de Hanna?
Es posible que lo haya hecho inconscientemente. Diría que el verdadero motivo es que me gusta mostrar mucha variedad dentro de mis personajes para lograr un realismo mayor. Incluso hoy en día, por desgracia, en la mayoría de libros y películas las mujeres quedan en un segundo plano y muchas veces se cae en arquetipos al representarlas, como la femme fatale, la doncella en apuros o la mujer fuerte que hace cosas “de hombres”. Por eso, me gusta que en mis historias tengan más protagonismo los personajes femeninos y que haya una gran diversidad entre ellas.

La novela se desarrolla en Estados Unidos y sus personajes son todos de nacionalidades diferentes, ¿este hecho es consecuencia de que como se define en tu biografía eres “nómada de espíritu”?
¡Desde luego! Los protagonistas de mis historias casi siempre son personas que han cambiado de país o de ciudad, igual que yo misma. Viví varios años en Ibiza y he estudiado en tres países diferentes, así que estoy acostumbrada a relacionarme con personas de todas partes. Creo que hoy en día cada vez es más frecuente encontrar esta pluralidad.

¿Recuerdas más o menos cuánto tiempo has invertido para terminar “Deseos internos”?
Empecé a escribir Deseos Internos un verano en el que estaba algo deprimida y, sobre todo, muy aburrida. No tenía nada que hacer, así que prácticamente me pasaba el día escribiendo y avancé bastante rápido con los primeros capítulos. Después llegó septiembre y volví a la universidad, así que bajé un poco el ritmo.

¿Tocaste muchas puertas antes de conseguir publicarla?
No, la verdad es que tuve muchísima suerte. Mi amigo Álvaro Albatros me ayudó mucho al ponerme en contacto con la editorial y darme algunos consejos. Además, Alberto Blanco Rubio, de Desván Editorial, me apoyó desde que le envié el primer correo.

 A veces el título es una odisea más grande que la escritura de la novela, ¿a ti te costó mucho encontrarlo? ¿Y elegir la portada?
No, la verdad es que el título lo tenía pensado prácticamente desde que la empecé, si no antes. Además del significado que tiene para mí, es decir, esos deseos que tienes pero no reconoces o no te atreves a expresar, lo cual describe bastante bien la situación de la protagonista, contiene una referencia oculta o juego de palabras que sólo entienden unos pocos lectores muy allegados aparte de mí. En cuanto a la portada, desafortunadamente, no la elegí yo.

¿Eres de esos escritores que basa sus personajes en gente de su entorno o en sí mismo?
Mucho, creo que es algo inevitable. Siempre acabas poniendo algo de ti mismo en todos ellos, aunque sean pequeños detalles, y ocurre a menudo lo mismo con tus conocidos y amigos. También me baso a veces en otros personajes de ficción o, respecto a la apariencia física, muchas veces me inspiro en famosos a los que obviamente no conozco en persona y en lo que me transmiten. No obstante, ningún personaje es “puro”; por ejemplo, la imagen que tengo de Hanna es la de una cantante a la que admiro mucho, y su personalidad tiene mucho de mí, pero también hay aspectos en los que somos totalmente opuestas y tiene rasgos que he sacado de mi hermana o de mis amigas.

¿Existe ya un nuevo proyecto navegando por tu cabeza?
Acabo de terminar la que será la segunda parte de la saga. Además de continuar con los siguientes volúmenes y algunas otras historias que tengo pendientes, me gustaría sobre todo centrarme en una novela juvenil que estoy escribiendo, ya que trata temas interesantes como el acoso escolar o el deseo de pertenecer a un grupo y encontrar nuestro lugar.

Por último, ¿qué dirías a los lectores para que se animasen a leer “Deseos internos”?
En primer lugar, les diría que se olviden de todos los estereotipos que asocian con las novelas románticas y eróticas. Si lo que esperas es encontrarte con algo de porno suave para amas de casa insatisfechas, te equivocas. Deseos Internos no es una novela rosa al uso, y es mucho más que eso. Ante todo, son las historias de un grupo de amigos que podría ser el tuyo propio. Seas como seas, encontrarás un personaje con el que te sentirás identificado o una situación que te resultará familiar y te arrancará una sonrisa. Si tuviera que compararla con algo, diría que es como leer un capítulo de Cómo conocí a vuestra madre o The L Word.



Muchas gracias a Kate por su tiempo y mucha suerte con "Deseos internos" y el resto de libros de la tetralogía.

0 comentarios:

Reseña: Aquel paseo en bicicleta de Danae Cancelas Sanz

9:42:00 Vanesa Sanmartín 0 Comments




La Obra

Todos nos preguntamos por qué hemos venido a este mundo. Aunque encontremos la respuesta, a veces podemos perderla u olvidarla. ¿Y entonces? Seguimos viviendo. Y ante todo, amando.
El dolor de Ana, la fortaleza de Iris y las dudas de Samuel nos llevarán por un camino que todos transitamos y del que queremos comprender lo máximo posible, intentando conferirle un significado a la vida, nuestro particular paseo en bicicleta.
“La vida es como montar en bicicleta. Si quieres mantener el equilibrio tienes que seguir avanzando.”


La Autora


Nacida en Medina del Campo (Valladolid) en el año 1988. Desde muy pequeña siempre tuvo afición por la lectura, lo que la llevó a los quince años a escribir su primera novela.
Aunque ha pisado países como Japón, Polonia y Rusia, han sido lugares de España los que le han inspirado para dar forma a sus obras.
De naturaleza altruista, su sueño es ayudar a las personas a través de la literatura.





***********************************
“Aquel paseo en bicicleta” transcurre a través de los ojos de cinco narradores distintos, que son, a su vez los principales protagonistas de la historia: Ana, Samuel, Melibea, Iris y Ezra.
Cada uno de ellos con marcadas y diferentes personalidades, algunas estereotípicas, que nos aportan varios puntos de vista sobre la vida y la forma de vivirla, y de los que tenemos mucho que aprender. Y tengo que confesaros que me he enamorado de una de esas personalidades: la de Iris.

“Un dibujo al óleo retratando mi pelo, que se extiende sobre mis labios tintados de carmín, otro a pastel de mi rostro en varias tonalidades; un post-it en el que me diste las gracias por prepararte la comida para que te llevaras al trabajo; ...un block de notas apenas empezado en el que la noche que paseamos bajo las estrellas está inmortalizada con un precioso dibujo hecho al agua y firmado con letra torpe e ilegible, pero perfecta a mis ojos...”

Este paseo en bicicleta, cuya metáfora se materializa en la bicicleta de Samuel, nos muestra la evolución en el plano emocional de sus personajes. Y nos plasma también sentimientos de duda, miedo, dolor, fortaleza u optimismo que anidan de forma mayoritaria en cada uno de ellos.


“Yo guardé silencio y me senté en una mesa de madera aparentemente desgastada, supongo que era lo que encarecía el precio. Todo me parecía un sinsentido: los platos de cerámica que el camarero retiraba para que no comieras en ellos, las sillas de diferentes formas y colores...”

En cuanto llevas un rato leyendo esta obra, te das cuenta de que la pluma de la autora tiene una magia especial. Plasma los sentimientos y las sensaciones de una forma aparentemente sencilla, y digo aparentemente porque no es fácil para un escritor expresar de la forma en que ella lo consigue, haciendo que siempre haya algún pequeño tramo del camino de ese paseo en bicicleta con el que los lectores nos sintamos identificados.


0 comentarios:

Un café con... Dublineta Eire

9:26:00 Vanesa Sanmartín 2 Comments






Ya conocemos "Días de caracoles y pastillas", ahora nos toca conocer a su autora Dublineta Eire


¿Serías capaz de definirte en una palabra?.
Si les preguntaras a mis amigos, te dirían que anárquica.

Tu mayor defecto y tu mayor virtud son....
Obsesiva. Cómo defecto y un poco cómo virtud. Cuando empiezo algo, no soy capaz de dejarlo hasta que lo termino, sean estudios, dibujos, cualquier cosa, se me mete algo en la cabeza y así se caiga el mundo, lo quiero ya o quiero ver resultados de inmediato. Y virtud, que siempre se ver el lado positivo de las cosas por muy negras que estén y sino lo hay, me lo invento.

Esta sección se titula “Un Café Con....”A ti, ¿Con qué literato del pasado te gustaría tomarte un café?
Con Alfonso Ussía, sin dudarlo un segundo. Algún día me encantaría poder tomármelo de verdad.


¿Cuál es ese libro que crees que todo el mundo debería leer?
Hombre, podría recomendar muchos que de una manera u otra me han marcado. Pero si es sólo uno, pues “Memorias del Marqués de Sotoancho. La albaradiza de los juncos”.

Casi todo el mundo tiene una profesión frustrada, ¿cuál es la tuya?
Bueno, tengo varias, pero si me tengo que quedar sólo con una, actriz, pero actriz de drama, de esas que se pasan la película entera llorando.

¿A qué edad comenzaste a escribir?
Pues desde muy pequeña. Han aparecido hojas con mini historias. En esa época escribía historias de animales de la granja, ni idea de por qué.


¿Fue en ese momento en el que descubriste que querías ser escritora?
Es que nunca he querido ser escritora cómo tal, durante mucho tiempo todo el mundo me decía que debería de escribir un libro, que les encantaba cómo contaba las cosas que me habían sucedido, que se partían de risa y verdaderamente no era mi intención, yo entraba en un foro, daba igual de lo que fuera, pues ahí escribía o preguntaba y todo eran risas, en mi Facebook también. Aunque reconozco que escribir he escrito mucho a lo largo de mi vida, pero nunca lo ha leído nadie, escribía historias por gusto, me venían a la cabeza y a escribir.

¿Recuerdas de qué trataba la primera historia que escribiste?
Bueno, la primera, primera no sería capaz, esa que te digo de los animales de la granja, pero con unos doce años escribí mi primer relato corto, ahí está guardado en una libreta de esas de gusanillos con cuadros. Era una chica que tenía ocho hermanos mayores, todos chicos. Vivían en Sicilia y se enteró que su familia pertenecía a la mafia. Los hermanos no la dejaban vivir tranquila y luego se enamoró de un carabinieri.

¿Cuánto tiempo dedicas a escribir al día?
Insistiendo en que soy obsesiva, he llegado a estar ocho horas seguidas de tirón, dale que te pego a la tecla porque necesitaba saber qué iba a pasar en mi libro. Suelo levantarme a las cuatro de la mañana para escribir un poco mientras me tomo un café, por si cuando se despierta el resto del mundo me surge algo y ya no voy a poder escribir en ese día, o si me viene la inspiración, tengo que dejarlo todo y ponerme a escribir aunque sea en una servilleta,  algo normal…


      ¿Prefieres escribir en papel o en un ordenador?
Empiezo siempre en papel, me viene la idea y me pongo, normalmente me invento la historia del personaje, necesito saber todo sobre él y su entorno y eso me resulta más cómodo hacerlo en papel. Cuando llevo cerca de un capítulo ya lo paso al ordenador y me sumerjo en la historia y ya no necesito papel, me dejo llevar y visualizo mentalmente qué está sucediendo y lo termino en el ordenador.

¿Tienes página web o blog en el que publiques alguno de tus escritos o la evolución de tus proyectos?
De momento tengo la página de Facebook que se llama como mi libro y cuando se produzca el milagro y los de la página web me la terminen, pues será www.dublinetaeire.com

Hablemos de tu libro de humor “Días de caracoles y pastillas”, ¿Qué te llevó a escribirlo?
Es una larga historia, todo surgió de una broma con una amiga, solemos bromear de las cosas raras que nos pasan y nos imaginamos situaciones surrealistas, pero de cualquier cosa, la gran mayoría de las veces es de nosotras mismas y de nuestra familia, recreamos escenas bien de un viaje, en una tienda, de lo que sea, la cuestión es desvariar y una cosa llevó a la otra y me inventé a Pili y a su familia, antes de escribir la primera palabra me sabía su vida entera y decidí trasladarlo a papel y se me ocurrió esta nueva aventura.

En tu libro Pili está internada en un sanatorio, quiere escaparse de él y volver a casa. ¿Nos esperan muchas locas aventuras en todo ese trayecto?
La verdad es que bastantes, Pili no es normal y su familia tampoco, su vida es pura comedia, diría que comedia negra, pero comedia para mí que lo veo desde fuera, porque hay que ponerse en la piel de ella. Vive momentos o dice cosas que no son políticamente correctas, pero esa es la gracia que tiene, la chica está en este mundo porque tiene que haber de todo y en su realidad paralela hay que descifrar qué es real y qué están viendo los ojos de Pili.

¿Recuerdas más o menos cuánto tiempo has invertido para terminar “Días de caracoles y pastillas”?
Empezar a escribirlo y llegar a la última frase, un mes y poco. Lo que me ha llevado más tiempo han sido las correcciones y la maquetación.


¿Tocaste muchas puertas antes de conseguir publicarla?
Toqué a mi marido y le dije “te tienes que sacar el epígrafe de editor”. Tiene un estudio de diseño y publicidad y sólo con eso no era suficiente, necesitaba un editor y me topé con él.

 A veces el título es una odisea más grande que la escritura de la novela, ¿a ti te costó mucho encontrarlo? ¿Y elegir la portada?
Una odisea no, una pesadilla con todas sus letras, tanto es así, que casi lo mando todo a paseo, sabía que sin título no podía publicar, pero no me valía cualquier título, yo escribía y escribía, eso que dicen que hagas una lista con lo primero que te venga a la cabeza, lo hacía y me convencían un par, los comentaba con mi familia y amigos y mi gozo en un pozo, cada uno decía uno diferente de la lista. Estuve así varias semanas y esté surgió y dije, me da igual lo que digáis, me da lo mismo que la gente se crea que es otra cosa, pero es este y no hay más que hablar. Y la portada, estábamos entre dos, aquí entra mi paciente esposo, la primera era más sobria y seria, así que la descartamos y lo dejé en sus manos, nada más verla me encantó.

¿Eres de esos escritores que basa sus personajes en gente de su entorno o en sí mismo?
Bueno… cuando escribo aunque el personaje no tenga nada que ver, le suelo poner la cara de gente conocida y así voy haciendo el reparto de personajes, pero en este libro la historia no es real, no conozco a nadie que haya estado internado y que haya intentado huir, la verdad. De momento de mí no he escrito nunca nada, aunque no lo descarto.

¿Existe ya un nuevo proyecto navegando por tu cabeza?
No sólo existe, sino que lo tengo acabado, digamos que Pili y sus “locas” amigas continuan la aventura. Hay segunda parte, pero confieso que no tengo título…

Por último, ¿qué dirías a los lectores para que se animasen a leer “Días de caracoles y pastillas”?

Qué difícil. Partimos de que es un libro de humor, puro y duro, tiene una lectura muy amena y te ríes bastante. La gente que se lo ha leído, han insistido en que cuando empiezan a leerlo, te engancha y no puedes dejarlo, necesitas saber qué pasa con Pili. Es un historia que sin ser de misterio, te tiene desconcertada todo el libro, no sabes por dónde va a salir, te va revelando cosas, pero al rato te lía más, así hasta el final. Si la gente quiere pasar un rato divertido con una historia loca, creo que este es su libro.

Muchas gracias Dublineta y mucha suerte con "Días de caracoles y pastillas"

2 comentarios: